factores que determinan el precio de un collar de perlas
Estilismo

¡Vuelve el collar de perlas! Descubre esta joya única

Actualmente el collar de perlas ha vuelto con más fuerza que nunca.

Desde que Audrey Hepburn protagonizó una de las escenas más míticas de la historia del cine con su collar de cinco vueltas de perlas en Desayuno con diamantes, estas joyas siempre han tenido una gran popularidad.

Y hoy en día han vuelto a los escaparates de las tiendas para ser las protagonistas de nuestros looks. Descubre todos los secretos que esconden estas joyas salidas de las profundidades del mar:

Cuándo usar perlas: la joya preferida de actrices y reinas

Las perlas han pasado por todo tipo de fases a lo largo del tiempo.

En los 60 se convirtieron en la joya de moda en Estados Unidos gracias al refinado vestuario de Jackie Kennedy.

collar de perlas marybola

Pero también ha sido la joya de referencia de miembros de la aristocracia europea, como la actual reina de Inglaterra, que hoy en día sigue fiel a su estilo.

Un collar de perlas es perfecto para eventos formales y también para ocasiones más distendidas, todo depende de cómo la lleves.

Por ejemplo, si las quieres usar para ir a trabajar lo mejor es que optes por unos pendientes cortos de perlas, mientras que si se trata de un evento de noche puedes atreverte con un collar de varias vueltas o largo.

¿Se llevan las perlas en 2018?

¡Sí! Las perlas están de moda este año y son una de las tendencias revelación de 2018.

Como decíamos antes, estas joyas han tenido sus etapas de altibajos en el mundo de la moda. Pero ¿cómo va a estar el collar más emblemático del mundo pasado de moda?

Actrices como Grace Kelly, Liz Taylor, Sophia Loren o Marilyn Monroe protagonizaron decenas de películas en las que llevaban collares simples o de varias vueltas en sus cuellos.

Hoy en día hemos visto pantalones vaqueros, bolsos e incluso zapatos adornados con perlas.

Lo que antes se podía considerar como un estilo preppy o muy refinado, ahora es tendencia para todas las edades.

Tipos de perlas: cultivadas y naturales

Toda perla proviene de un ser vivo, ya que son las piezas hechas de nácar que se crean dentro de los moluscos.

Las perlas más valoradas en su mayoría provienen de las ostras y pueden ser cultivadas o naturales.

Cada perla es distinta y puede tener un color, forma y tamaño diferente; las podemos encontrar en color blanco, dorado, rosa, negro o gris.

Sin duda, estas imperfecciones tan naturales de tamaño y forma son algo que las hace únicas.

Perlas cultivadas

Una perla cultivada es aquella que se ha formado dentro de una ostra con intervención humana.

Mientras que las perlas naturales se forman por azar, las cultivadas se producen al insertar un cuerpo extraño en una ostra.

Cuando un trozo de concha o un parásito de aloja en el cuerpo de una ostra, esta segrega una sustancia cristalina denominada “nácar” como medida de protección.

El resultado es esta preciosa gema llamada perla.

Las perlas cultivadas pueden ser de agua salada o de agua dulce:

  • Perlas cultivadas de agua salada: La perla de Akoya se cultiva comúnmente en los mares de Japón y China como una gema blanca, redonda y lustrosa. La ostra que contiene este tipo de perla es relativamente pequeña, por lo que produce perlas cultivadas de menos de 9mm. Las perlas cultivadas del Mar del Sur se cultivan en una de las ostras de perlas más grandes del mundo, que produce perlas cultivadas que pueden medir entre 15 y 20 milímetros. Se cultivan en Australia, Birmania, Filipinas e Indonesia. Estas perlas presentan una gran variedad de colores, pero los predominantes suelen ser el blanco, plata y el oro.
  • Perlas cultivadas de agua dulce: La mayoría de perlas cultivadas de agua dulce se producen en China. Estas perlas con por lo general más asequibles que las perlas de agua salada y su tamaño puede oscilar entre los 2 y los 12 milímetros.

Perlas naturales

Las perlas naturales se forman dentro de algunos moluscos especiales en las profundidades del mar y son extremadamente raras.

Las perlas naturales de agua salada se encuentran en California, Venezuela, China, Japón, India, Polinesia Francesa, Australia y África.

 

En Marybola trabajamos con perlas cultivadas de agua dulce. Las piezas son mucho más atractivas y únicas al carecer de una forma impuesta, como puedes ver en nuestra colección de joyas con perlas.

¡Compártelo!