Colección Cora

portada cora joyas amazonita

Colección Cora

portada cora joyas amazonita

Hace mucho tiempo, en la Llanura de las Amazonas, nació una niña de nombre Cora que poseía un rasgo único en la región: los ojos color verde turquesa. Por eso, fue considerada como una elegida, aunque todavía no supieran para qué.

Pasaron los años y Cora fue creciendo en sabiduría, valentía, belleza y conocimiento de las técnicas de combate de las amazonas.

Al entrar en el ciclo del sol 676, una lluvia de fuego comenzó a caer del cielo, amenazando la riqueza natural de la zona y las vidas de sus habitantes. Cora pidió consejo al oráculo para evitar el desastre. “La única fuerza capaz de detener el cataclismo está más allá de la Montaña de Sol, en el tesoro del cofre de las amazonas. Pero nadie ha conseguido cruzar esa cima sin perecer quemado por los rayos del sol, que allí caen como espadas sin piedad las 24 horas del día”, le dijo el oráculo.

joyas de amazonita cora
coelccion amrybola amazonita

“Cora”, la amazona que dio nombre a un asteroide

Cora se fabricó un escudo protector, pero no de metal, porque este se calentaría en exceso. Lo hizo todo de amazonitas tejidas con un fino hilo de pescar. Así, además de protección, tendría un amuleto, ya que esa piedra se ha usado desde tiempos inmemoriales para vencer a nuestros miedos.

Cora voló a lomos de su caballo hasta llegar a la montaña. Al llegar a la parte más alta, el calor era tan extremo que a la joven le flaqueaban las piernas. Pero ella apretaba el escudo sobre su cabeza y este parecía engancharse más a ella para protegerla de los rayos.

Así, con su escudo-amuleto, Cora logró cruzar la montaña y llegó hasta el cofre, en el corazón del Zigurat de Fuego. Al abrirlo, lo que encontró fue tan solo un espejo de plata con una inscripción: “Tú eres el tesoro”.

Al momento, la lluvia de llamas se detuvo y pasó el peligro para los habitantes de toda la región.