Colección Bengala

Colección Bengala

La valentía y la fuerza de Bala, nuestra protagonista, han sido la inspiración para la colección Bengala de Marybola, realizada íntegramente con el mineral Ojo de Tigre y plata 925.

Cuenta la historia que hubo un tiempo en el que las personas y los animales hablaban el mismo idioma, en el que las almas se encontraban a través de la mirada. Un tiempo en el que una princesa y un tigre escribieron su propia historia.

Cuando la princesa nació fueron sus ojos los que dijeron su nombre: se llamaría Bala, que en bengalí significa fuerza. Bala tenía una belleza serena. Disfrutaba de sus paseos por la selva, respirando su libertad. Pero un día, ensimismada en sus pensamientos, Bala se perdió.

Al oscurecer, vio dos pequeñas luces en el oscuro bosque. Esperanzada, avanzó hacia ellas. No eran luces de palacio, eran los ojos de un imponente tigre. Bala dio un paso atrás, pero bastó una mirada y sus almas hablaron. Bala subió al lomo del tigre y la llevó a palacio. Prometieron volver a verse al día siguiente, y así ocurrió durante mucho tiempo, hasta que llegó el día en que tuvieron que separar sus caminos. Bala se despidió con una triste sonrisa. Una lágrima recorrió la mejilla del tigre y esta cayó en una roca. Cuenta la leyenda que la luna convirtió esa roca en una preciosa piedra de color pardo que recordaba a los ojos del tigre. Bala recogió la gema y la llevó siempre consigo.

Joyas que representan la valentía y la fuerza de la mujer

Marybola presenta su nueva colección “Bengala” que está creada con el mineral Ojo de Tigre y Plata 925. El ojo de tigre abre la ventana de nuestra alma, para mostrarnos nuestra fortaleza, para guiarnos en nuestro camino, y revelar nuestra belleza más serena.

Bala es la representación de la fuerza, destreza y valentía de la mujer. Una mirada tierna que puede ablandar a un tigre. “Bengala” tiene un encanto hipnótico que se envuelve en tonos amarillentos, dorados y marrones. Una colección cuya belleza imponente destaca la elegancia natural de la mujer.

Hubo un tiempo en que las almas se encontraban a través las miradas. Hoy se descubren en “Bengala”.