Piedra

Amatista: propiedades y significado

amatistaLa amatista es una variedad del cuarzo en color violeta. Es uno de los cuarzos más valorados por su tonalidad y en joyería clásica se suele añadir a piedras de más valor como rubíes o zafiros. Su color morado puede ser más o menos intenso según la cantidad de hierro que contenga en su composición.

Esta piedra tiene una historia curiosa a sus espaldas, ya que según la mitología griega la amatista se consideraba un remedio para la embriaguez. Es una de las joyas más mitificadas en diversas culturas, por ejemplo en el antiguo Egipto se usaba para crear joyas y sellos personales mientras que en la Edad Media se utilizó como símbolo de sabiduría divina.

Propiedades y significado de la Amatista, la piedra mitológica

La amatista durante siglos fue uno de los minerales más apreciados en joyería. La monarquía, aristocracia e incluso el clero se han rendido ante la belleza de esta piedra de color púrpura, aunque hoy en día su valor ha disminuido. Desde la antigüedad se le han atribuido incontables propiedades y significados que la hacen aún más única y especial.
En este artículo te desvelamos algunas de las propiedades, significados y origen de la amatista:

Amatista propiedades marybola

Significado de la amatista: De la antigua Grecia a hoy

La amatista es una de esas piedras que poseen una gran historia detrás. Su nombre proviene del término griego amethystos, que significa ‘sobrio’. El origen de esta unión de conceptos se debe a que en la antigua Grecia se creía que la amatista era un poderoso antídoto contra la embriaguez.

La fama de la amatista comenzó con una leyenda griega, con una bonita historia de dioses y mortales. Al parecer, Dioniso, dios del vino, se enamoró de una doncella llamada Amethystos, la cual deseaba permanecer casta. La diosa Artemisa escuchó las plegarias de esta mujer y para protegerla la convirtió en una roca blanca. Al verla Dioniso rompió a llorar y vertió una copa de vino sobre la roca, tiñéndola del púrpura característico de la piedra amatista.

La amatista siempre ha sido una gema apreciada por numerosas culturas. En el antiguo Egipto se utilizaba para crear sellos, tallas y joyas, mientras que en la Edad Media pasó a formar parte de las joyas de cardenales y obispos. La amatista se convirtió así en un símbolo de castidad, sabiduría divina y renuncia de los bienes materiales.

Propiedades físicas de la amatista

Esta piedra forma parte de la familia de los cuarzos y es una de sus variantes más valiosas por su característico tono morado. Las amatistas son minerales de origen magmático que habitualmente se encuentran en el interior de ágatas de gran tamaño.

Igual que en la mayoría de las piedras preciosas y semi preciosas, el valor de estas dependerá de su pureza, brillo, corte y color. Lo mismo pasa con las amatistas, que según su tonalidad serán mucho más preciadas y valoradas en el mundo de la joyería.
Existen dos tipos fundamentales de amatistas: la Siberiana y la Rosa de Francia. La primera se refiere a las amatistas de un color violeta intenso con destellos rojos, que es la variedad más preciada, mientras que la Rosa de Francia es la amatista que presenta un color lila claro. Además de estas dos clases conocidas de amatistas, también existe la amatista Chevron.

Propiedades energéticas de la amatista

Desde hace cientos de años se utilizan piedras preciosas y semipreciosas como antídoto o remedio para eliminar enfermedades o malestares.

La amatista es una piedra que transmite energía positiva, es calmante y ayuda en la meditación. Está considerada como la piedra que ayuda en los problemas relacionados con los dolores de cabeza, cefaleas y migrañas. Así que si estás nerviosa o agobiada por algo puedes usar joyas con amatistas para equilibrar tu estado de ánimo y relajarte.

En este sentido, se cree que la amatista es una piedra que tiene que ver con el estado de ánimo, los dolores tensionales y de cabeza.

Además, también se usa como remedio contra la embriaguez, ya que como hemos contado antes, su significado en griego quiere decir ‘sobrio’.

Composición de la amatista

Como hemos dicho antes, la amatista es un tipo de cuarzo que tiene como característica principal su color morado. Este color se forma debido a que es un mineral muy rico en óxido de hierro, que es el responsable de esta tonalidad violeta. Cuanta mayor sea la cantidad de óxido de hierro, más oscuro se verá el color violeta.

Aunque el color morado sea el más habitual, también podemos hallar amatistas anaranjadas o rojizas. Y verdes, llamadas prasiolita. Todo dependerá del calor al que están sometidas, ya que a partir de los 300 grados su tonalidad cambia.

Los yacimientos de amatistas se encuentran a lo ancho y largo del planeta, ya que se pueden obtener en lugares tan diferentes como Brasil, Uruguay, Estados Unidos o Argentina entre muchos otros.

En la tienda online de Marybola puedes encontrar pendientes, collares, pulseras y anillos hechos con amatistas. Descubre la belleza de esta piedra y llévala contigo a todas partes.

 

< Volver al listado de Piedras

¡Compártelo!